Comarca y Geología

Los viñedos están bajo la influencia de la ribera del Cea, situados a su vera. La elevada altitud de la meseta donde se encuentran, en el límite de tierra de campos vallisoletano y el páramo leonés y no lejos del borde del relieve montañoso de la cordillera cantábrica confieren al clima una fuerte continentalidad: inviernos largos con nieblas y heladas; un período primaveral irregular en el que se alternan temperaturas suaves y heladas; veranos con períodos tórridos y áridos que alternan con otros fríos y otoños suaves y generalmente lluviosos.

Siempre con grandes contrastes de temperaturas entre el día y la noche. El nivel medio de pluviometría anual se sitúa en torno a los 450 ml.

Geología

El terreno donde se encuentran los viñedos se conforma sobre terrazas aluviales a unos 800 metros sobre el nivel del mar. Éstas confieren a los suelos condiciones óptimas de drenaje interno y suficiente capacidad de retención hídrica, aireación y penetrabilidad de las raíces.

Son suelos pardos que se asientan sobre depósitos pedregosos, sobre materiales blandos, con bajo contenido en sales minerales, adecuado contenido de caliza y pobre en materia orgánica, ideales para viticultura.

Galería de Imágenes